Tricampeones suena bien

El partido duro lo que le duraron las fuerzas a Italia, una media hora, que en lugar de jugar como lo llevan haciendo prácticamente todas las selecciones grandes y pequeñas a las que nos hemos ido enfrentando desde el 2008 decidió echarle huevos y jugarnos al ataque. Muy loable, pero sumamente arriesgado porque permitió que en ataque tuviésemos espacios para gozar sin necesidad de tocarla media hora buscando un error del rival. Ya en la segunda parte Italia tiró la toalla contra la mejor selección del mundo y de la historia, y les cayó un chorreo. Creo que ahora ya sí, el codazo a Luis Enrique queda olvidado.

La nota negativa es que Torres logra una bota de oro totalmente penosa con solo tres goles, dos de ellos contra la pobre selección de Eire. Ahora tendremos que aguantar a los que solo ven el reportaje de las noticias con que Torres es indiscutible hasta el Mundial de Rusia en 2018 o hasta que otro entrenador con huevos decida hacer limpieza y hablando de entrenadores, no debemos olvidarnos de dar las gracias al entrenador que nos ha convertido en los mejores del mundo ¡GRACIAS LUIS ARAGONÉS!

Haaave you met… Romanzo Criminale?

Cuando comienzas a ver una serie de televisión de la que solo has escuchado hablar a un par de tus amigos y que apenas es conocida en el mundo más allá de Italia, el país que le dio vida, la vas dejando de lado y viendo otras cosas que hacen más ruido o que Cuatro se molesta en gastar pasta y emitir en abierto. Un tiempo después decides ver el piloto y maldices que hayas tardado tanto en darle una oportunidad. Esto amigos mios es lo que me pasó a mi con Romanzo Criminale.

Sigue leyendo

Italia: ¡Zas! ¡En toda la boca!

Gracias, Italia. Gracias por proporcionarme El Padrino, Los Soprano, la pizza, mi nick y días como el pasado 22 de Junio. Os hemos vuelto a joder. ¡Viva!

La selección española de fútbol sala se enfrentará este domingo a Brasil en la final, anfitriona del Campeonato Mundial de la FIFA de este deporte minoritario, pero tan importante como cualquier otro cuando se gana.

Sigue leyendo