Análisis: Singularity

Una isla llena de misterios comunistas con extraños complejos de investigación y en donde se producen viajes en el tiempo. ¿Lost? No, aquí la norma básica de la ciencia-ficción se respeta y todo tiene una explicación coherente al final. Hablo del juego Singularity.

Imaginad que la URSS en plena guerra fría hubiera descubierto un nuevo mineral con extrañas propiedades y más energía que un gritón de uranio. Este extraño mineral es el E-99 que solo se encuentra en la isla de Katorga-12 y por supuesto Stalin está muy interesado en ganar una carrera armamentística contra EEUU, pero por desgracia en el centro de investigación se produce un accidente terrible que llevará a abandonar el proyecto y al ocultismo más ferreo. En 2010 los yankis que siempre tienen que enterarse de todo mediante extrañas misiones de infiltración en territorio enemigo, nos envían a investigar y un extraño impulso electromagnético estrella nuestro helicóptero. Aquí empieza nuestra aventura que en sus primeros pasos nos llevará a viajar al año 1955, salvar a un científico de un incendio y en nuestro regreso al presente comprobar que la hemos cagado de lo lindo.

Os presento al tío que he salvado en 1955

En la nueva linea temporal que hemos creado el mundo está dominado absolutamente por el comunismo gracias al líder Demichev, un científico que fue salvado de un incendio por un misterioso gilipollas. Nuestra misión será arreglar el jaleo usando el DMT (Dispositivo de Manipulación Temporal) y armas contra el poderoso ejercito rojo tanto el de 1955 como el de 2010, pero además y como averiguaremos en la trama, los experimentos y fallos en los complejos de investigación han mutado a habitantes  y fauna convirtiéndolos en monstruos que intentarán matarnos.
Durante nuestra misión iremos averiguando cada vez más información sobre las instalaciones, los viajes en el tiempo, los terribles accidentes de la isla y la gente que pereció allí. La historia de las tres niñas que se murieron de hambre encerradas en un cuarto me partió el corazón un poco. Al final de nuestra aventura tendremos que tomar una decisión que desembocará en uno de los tres posibles finales que ha llevado a grandes debates sobre cual de ellos es el bueno o menos malo.

Aquí uno de los aborígenes menos mutado

No puedo entrar en más detalles sobre su argumento, pero os puedo decir que es de diez y nos lleva a esforzarnos por encajar las piezas de la trama y ver que todo o casi todo concuerda y tiene sentido. Lo mejor es el montón de guiños que nos encontraremos al cine y la televisión como Lost y Regreso al Futuro.

Sobre el juego, es un shooter pasillero y bastante fácil, tanto que si somos tan tontos como para no saber por donde tirar tenemos un botón que nos indica el camino. Hay sistema de mejora de armas y habilidades que es una copia del de Bioshock cosa que no tiene porque estar mal, pero han echo muy fácil mejorar nuestro equipo y poderes convirtiéndonos en el tramo final en una bestia imparable. El juego tiene dos combates contra criaturas bastante épicos, pero en el tramo final cuando ya era el dios del tiempo y la guerra me esperaba un combate final duro y largo, pero nada.

 

Anuncios

2 comentarios

  1. Ultimamente, que sean pasilleros es lo mejor que le puede pasar a un FPS. Estoy cansado de juegos mamotreticos como el Skyrim!!!

  2. Uno a los que me gustaría echarle un ojo. Ya la mecánica de viajar en el tiempo me interesa, así que si lo encuentro baratillo, posiblemente caiga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: