Hell on Wheels Temporada 1

El western de la cadena AMC finalizó hace unos diez días y hoy me toca hablaros un poco sobre él, lo primero dejar claro un par de cosas que serán claves a la hora de entender lo que voy a exponer. Primero que la HBO convierta en oro todo lo que toca no significa que todas las demás producciones sean malas sino alcanzan la misma calidad, es cierto que tiene un nivel altisimo, pero no por ello la competencia no hace cosas interesantes y lo segundo, estamos ante una de vaqueros.

Hell on Wheels ha estado más que correcta, comenzó como una historia de venganza personal mezclado con la construcción de la primera linea ferroviaria transcontinental en el mundo y ha evolucionado poco a poco tanto en la vida del protagonista como en la evolución de la obra y por el medio hemos visto peleas entre las dos facciones de la Guerra Civil Americana, con los indios o entre negros, americanos e irlandeses.

La historia a priori muestra más cosas de las que parece, pero como durante los episodios intermedios se deja de lado a Cullen Bohannan para poner las vías por las que rodará la serie en venideras temporadas algunos ya han escupido bilis que si es una serie lenta o que no alcanza el nivel de Deadwood de HBO. No nos equivoquemos, Hell on Wheels no es la perfección del género, pero es un sabroso trago de whisky XXX que puede aportar muchas cosas. Es innegable también la calidad de los tres últimos episodios donde los sucesos más importantes se suceden continuamente, primero el enfrentamiento con los indios, el ascenso de Elam como futuro jefe, pero sobre todo la caída de Bohannan cuando parecía que su alma encontraba una pizca de calma en el amor y que será perseguido tanto por autoridades como por El Sueco.

Mención aparte la calidad y juego que desprenden varios de sus personajes, además de los tres que acabo de decir; el reverendo Cole que su fracaso por lograr la paz lo llevará a la locura y a una especie de adoración al odio que puede dar mucho juego y Thomas Durant que es la especulación, corrupción y chantaje político por excelencia, no leáis su biografía o seguramente os espoileis la trama. Ahora bien, hay cosas malas que también hay que decir y que no me han gustado mucho, lo primero en ocasiones parece que estamos viendo la sede de la ONU en vez de un western y aquí los amoríos interraciales son el pan de cada día. Puedo entender una trama amorosa en ese tema, pero ya van dos y sinceramente la tensión sexual no resuelta por normal en las series empieza a cansarme. Esto es un western, queremos más tiros, borracheras, ajusticiamientos y si hace falta amor; un par de violaciones que para que Zapatero gane las elecciones falta siglo y medio por dios.

En resumen, la primera temporada ha sentado unas bases que deberán desarrollarse en la segunda temporada, según su mayor o menor acierto en esto estaremos ante una serie notable o no. Personalmente creo que lo logrará.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: