Análisis: Assassin’s Creed La Hermandad

Para hacer este análisis bien podría poner la famosa frase de cuando algo funciona ¿pa qué tocarlo? y lo resumiría perfectamente, pero aquí en OALS somos gente profesional y pasional a partes iguales, y sobre todo nos gusta hacer las cosas bien porque mal no sabemos… Por ese motivo me he currado un análisis que espero os guste y se lo contéis a vuestros amiguitos.

La historia comienza justo donde termina el anterior: Huyendo del Vaticano con rumbo a la villa de nuestro tío con el fruto del Edén en nuestro poder. Los hombres nos admiran y las mujeres nos adoran, todo es paz y tranquilidad en la vida de Ezio Auditore hasta que en un ataque a manos de Cesar Borgia es despojado de su tesoro. Ahora toca recuperarlo dejando un camino plagado de asesinatos y hurtos, lo normal vamos.

Técnicamente es lo mismo que su predecesor: mismos gráficos, misma ambientación, misma música… pero jugablemente sí tiene novedades. Mientras que la acción en anteriores juegos de la saga se desarrollaba en varias ciudades aquí solo veremos Roma, pero es tan grande que movernos de un punto a otro del mapa se puede hacer tedioso por la distancia, aunque podremos acortar el trayecto viajando por unos túneles que previamente tendremos que reconstruir. Y es que reconstruir tendrá un papel bastante importante ya que tendremos que llenar la ciudad de Roma con más obras que el alcalde de Madrid, desde comercios (bastante recomendable, ya que nos harán descuentos en las compras) hasta monumentos de la ciudad. Esto no es obligatorio, pero sí recomendable, ya que en un principio nos costará dinero a la larga nos reportarán buenos beneficios.

A la hora de jugar es donde se notan más los cambios, no es que varíen los movimientos ni las formas de deambular. De hecho los asesinatos y demás siguen siendo iguales, pero se le ha dado una mayor importancia a hacernos con una comunidad de asesinos. Podremos reclutar a gente para ayudarnos a avanzar en el juego y sinceramente nos vendrán muy bien. También podremos mandarlos a misiones que nos reportarán beneficios económicos, pero tendremos que contar con que pueden ser asesinados. Es prudente que antes de mandarlos en misiones miréis hasta donde pueden llegar e intentar que cojan un buen nivel como asesinos.

 

Contaremos con la ayuda de Da Vinci y sus inventos, recuperando poco a poco todas las armas del anterior juego, pero en contra tendremos que destruir las maquinas de guerra que fabricó para los Borgia. Aquí tenemos las misiones más originales del juego: encontrar y destruir el plano de la maquina. Siendo cada máquina única y diferente aportando así variedad, entre los inventos veremos por ejemplo una barca con cañones y una especie de tanque raro.

Hay que hacer una mención especial a las misiones secundarias que son muchas y dan mayor vida al juego. Desde las del sujeto 16 como en el anterior juego que siguen siendo igual de jodidos sus puzzles, tanto que mi paciencia me ha impedido encontrar todas las pruebas y no he solucionado la secuencia escondida.
También podremos descubrir las guaridas de los Hijos de Rómulo, para ello tendremos que llegar a su santuario y encontrar una carta cifrada. Cuando las tengamos todas nos darán un extra del juego. Son la sustitución de las tumbas del anterior juego, pero ahora tienen más acción con combates numerosos, pero sin renunciar a las plataformas.
Otra linea secundaria es que podremos salir en cualquier momento del Animus y manejar a Desmon en el presente. No es algo crucial en su argumento, pero podremos explorar el lugar y averiguar más de los templarios y asesinos.

Otra detalle importante del juego es la notoriedad, que no solo tendremos que ganar la nuestra sino que se la tendremos que quitar al enemigo. Siendo una buena forma de hacerlo destrozando las torres de sus guardias, custodiadas por un comandante la mayoría de las veces. Cuando hallamos hecho esto podremos comprar y edificar en ese terreno.

Sobre el multiplayer tengo que decir que no soy un hacha en ninguno (excepto en los de fútbol que ahí me transformo) y en este menos. La dificultad y gracia está en que cada jugador tiene su contrato de asesinato haciéndonos a todos sospechosos, pero solo uno al que tienes que matar. Las veces que he jugado la cagué, pero es que me pongo nervioso pensando que cualquiera puede ser tu sicario.

CONCLUSIONES

A pesar de que no cuenta con NINGUNA mejora técnica y que las misiones muchas veces se hacen cansinas el juego es realmente aconsejable. Sobre todo si te gustó la segunda parte y aunque no sorprende en nada, creo que así es como debió de ser la saga desde sus orígenes. Todavía tiene cosas que mejorar o pulir ya que sigue pecando de repetitivo, pero este es el camino para hacer una de las buenas, sino lo es ya.

Anuncios

3 comentarios

  1. Está usted poniendo el listón muy alto últimamente, y eso no me gusta…

  2. Mi? XDD Seamos todos más felices y juguemos al juego XDD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: