El amor verdadero

Hoy vamos hablar del amor verdadero. Sí, ya está Calculin tocando las partes bajas con ñoñadas, pero hoy es más bien el producto de una reflexión alcohólica entre otras muchas con Coilette que aunque no escribe colabora en OALS bebiendo con nosotros. Así sin más dilación lanzo una de las preguntas más antiguas de la humanidad, ¿Qué es el amor verdadero?.

No le voy a dar emoción al asunto y poner la respuesta al final, directamente os respondo: El amor verdadero es… vuestro equipo de futbol. Y para explicaros tal afirmación os voy a contar una historia con la que seguro comprenderéis lo que quiero decir.

Erase el pueblo remoto de un país con la mejor liga del mundo (España), un pueblo tranquilo de unos pocos cientos de habitantes y donde la tranquilidad es el plato principal de cada día. Como es lógico en pueblos pequeños, todos los vecinos se conocen desde antaño al igual que se conocían sus antepasados.

Bien, en este pueblo existen pocos negocios entre los que destacan el Scumm Bar regentado por Ron Gilbert y desde que tiene memoria ha sido un fiel seguidor del Real Madrid, ahora a sus casi 60 años junto a su fiel esposa espera ansioso los fines de semana para junto con sus paisanos ver jugar a su equipo. Como es lógico, el Scumm Bar hace gala de la fidelidad de Ron por su equipo y en sus paredes no faltan todo lujo de detalles desde fotos de Di Stefano hasta la última foto de familia del conjunto merengue con CR9.

Tampoco se corta nuestro querido Ron a la hora de dar su opinión delante de sus paisanos y como buen madridista y español es antiraulista y antiguti. Nadie en el pueblo olvidará muchas de sus grandes frases a Guti como: Si tuvieras vergüenza te hacías el lesionado. Filosofar a martillazos diría el pequeño Nietzsche.

Volviendo a lo que nos interesa, Gilbert lleva casado con su mujer varias décadas,como buenos cristianos han tenido descendencia y esta incluso les han compensado con nietos. Siempre han estado juntos, por supuesto han tenido discusiones como todas las parejas, pero siempre unidos. Muchos jóvenes por el pueblo ven en ellos el ejemplo a seguir para encontrar el amor verdadero, jóvenes inexpertos por supuesto.

Aquí termina la historia, pues os voy a dejar con dos supuestos de lo que le pasará al peculiar Ron Gilbert, pero solo una de ellas es verdadera, os reto a que adivinéis cual y veréis claramente porque el amor verdadero es vuestro equipo de fútbol.

Primer futuro de Ron Gilbert:

Hace escasos días se supo en el pueblo que el Scumm Bar estaría cerrado por orden judicial. Por lo visto Ron y su esposa habían empezado un divorcio que a todos cogió por sorpresa y que tenía trazas de ser muy violento. Nadie podía creérselo, pero allí estaba el cartel colgando de la puerta del bar y hasta que la sentencia del juicio determinase a quien pertenece el establecimiento se quedaría así.
La gente se divorcia todos los días empezó a pensar el resto de vecinos que poco a poco empezaron a ver con normalidad lo que un día fue un jarro de agua fria…

Segundo futuro de Ron Gilbert:

El sábado pasado tenía las puertas abiertas el Scumm Bar esperando al resto de paisanos para ver el deporte rey. Todos al entrar se quedaron estupefactos, donde antaño se exhibía con poderío y chulería banderas del conjunto blanco ahora ocupaba su lugar un enorme cuadro que recordaba los seis títulos conseguidos por el eterno rival la temporada anterior, hablamos del Barcelona por supuesto, pero la cosa no se quedo ahí y en las paredes ya no quedaba nada de lo que antaño fuera un museo de la historia merengue sino que estaban ocupadas por fotos de Messi, Maradona y Johan Cruyff.
Los clientes se debatían entre el enfado y el desconcierto hasta que por fín alguien se atrevió a preguntar, ¿Qué está pasando aquí Ron?. Su respuesta fue clara, sincera y firme: He decidido dejar el Real Madrid despues de 52 años y hacerme del Barcelona, ¡VISCA BARÇA!.

Anuncios

7 comentarios

  1. jeje que bonita historia…a min gustariame que lle sucedera o segundo futuro…ainda q polo título da noticia posiblemente a resposta verdadeira sexa a opción a.
    saúdos.

  2. Hay algo que está claro, y es que el hombre (si se quiere, puede hacerse extensivo a la mujer) durante su vida puede cambiar de auto, de trabajo, de mujer, de ideología, y hasta de amigos, pero lo único que no cambia es el equipo de fútbol.

    Puesto a pensar en ello, creo que mi equipo de fútbol es de lo poco que no he cambiado en mis jóvenes dieciocho años.

    • Has cogido a la perfección la enseñanza que intentaba transmitir joven majunia

  3. lisa es la mejor lisa es como yo es inteligente TE QUIERO LISA !!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: