Tzar, la estrategia BBB

I love you cosita

Corría una cálida tarde de mayo en el año 2003 y en el antiguo Continente de Coruña se encontraba paseando un joven Calculin, apenas reconocible por la inocencia y rebeldía que caracteriza a los jóvenes próximos a los 17 años, además era aquel chaval un amante de los juegos de estrategia (y cualquier otro género) desinformado por carecer de conexión a internet y como en la vieja escuela sus compras se basaban en dos factores: la parte trasera del juego y su precio. Así paseando por los kilométricos estantes de la sección ahora para frikis (por aquel entonces para niños) comenzó a rebuscar y encontró algo que llamo su atención, Tzar: Edición de oro.

De los factores dichos antes el primero lo cumplió con creces, animándome a adentrarme en enormes mapas y librar inmensas batallas épicas donde la estrategia sería fundamental (o mandar 200 tios juntos a por todo) y el segundo como era ya tradición en la distribuidora FX interactive, fue el módico precio de 18 euros rebajado a 9.95. Un nuevo fracaso escolar acababa de nacer.

Sobre Tzar se pueden decir muchas cosas, lo primero que es un juego de estrategia en tiempo real y su comparación más cercana fue y será siempre el legen… wait for it… dary Age of empires. Muchos dicen que es inferior a este, yo por llevar la contraria y como he pasado demasiadas mañanas haciendo novillos con ambos, me inclino más por el Tzar y no es que tenga muchos motivos sino más bien porque soy más fácil de satisfacer.
Me explico, en gráficos Tzar no fue nunca algo puntero, son 2D simples con vista aérea que cumplen con su cometido y eso a mi me encantaba porque en un Pentium III de 451 mhz el juego corría siempre bien por muchas unidades que manejara, pero además Tzar ganaba de calle en su modo campaña.

Su maravilloso modo campaña, traía aventuras cuyo argumento era profundo y llegaban a enganchar, nunca olvidaré las calamidades que tuve que pasar guiando a Sartor contra el mal para recuperar el viejo y prospero reino de su padre o aquellas historias mágicas de el rey Arturo en busca de excalibur, pero sobre todo la mejor historia jamás contada en un cantar de gesta: el Cid y la reconquista. Sí, este juego nos permitía encarnar al Cid y llevar a buen puerto sus batallas por retomar la península para el cristianismo, desde la toma de Valencia hasta la batalla en las Navas de Tolosa. A mi eso me pone más tontito que a los enfermos que quieren ver a Lisa Simpson follando.

El sonido como siempre en estos juegos terminaba siendo repetitivo y aburrido, pero por suerte teníamos la opción de poner el reproductor de música sin que relantizará nuestra partida o incluso podíamos desde el propio juego ordenar reproducir un CD en nuestro lector, porque Tzar era un juego que una vez instalado no solicitaba claves, ni CD para arrancar, ni estar conectado a internet para jugar y  todo sin parches ni tonterías como ahora. Nuestros antepasados informáticos si que sabían hacer las cosas bien, lástima que se extinguieran.

Sobre la mecánica del juego poco se puede decir, tenemos tres civilizaciones: asiáticos, europeos y árabes. Cada una con sus puntos fuertes y débiles. Por ejemplo, los asiáticos tenían una metalurgia más potente, los cristianos arrasaban con su caballería y los árabes se conformaban con ser buenos en la magia. Yo por identificación siempre jugaba con los europeos, porque crear cruzadas y exterminar a todos esos infieles es mejor que la primera cerveza del día con los cereales.
Una vez elegíamos nuestro bando poco se diferenciaba de otros muchos juegos de estrategia. Teníamos que recolectar recursos, construir edificios, evolucionar tecnológica y mágicamente, crear doscientas unidades y arrasar al enemigo. Resumiendo, Tzar no innovó nada, pero permitió que cualquiera con un ordenador mediano pudiera disfrutar de lo mejor que había en estrategia en tiempo real, era la estrategia BBB (buena, bonita y barata).

Anuncios

16 comentarios

  1. Y un nuevo fracaso escolar se está gestando. Esta tarde lo instalaré, tengo ganas de algo de estrategia y este juego lo tengo pero nunca llegué a instalarlo.

    • Es buenísimo y bastante intuitivo, cuando entrenes un poco me avisas y quedamos para jugar un online algún dia.

      P.D: Te recomiendo que no uses trucos hasta que sepas jugar bien XD

  2. Pues este me lo ocmpré al poco de salir, pero por mi escasez de edad, al igual que el Age of Empires, me lo pasé usando trucos… Quizá lo vuelva a jugar (si rula en W7), pero sin trucos esta vez ;)

  3. Ains, que recuerdos :D

    Yo solo tuve el de El rey arturo que dieron con El Mundo tiempo a. Me encantaba liarme con el editor de escenarios y ver como el juego iba a 1 fps cuando ponías a 2000 unidades simultáneas en pantalla, o montar batallas desiguales de pocas unidades potentes contra muchas flojas…

    Lo peor que tenía eran los bugs del modo campaña, que me olbigaron a usar trucos en algunas fases (sobretodo las finales).

    A pesar de eso, buenos juegos ;)

  4. Un juego maravilloso en todos los sentidos, se vio eclipsado en su momento por el Age of Empires, que era el juego de estrategia por excelencia en aquella época, una lástima. Le eché horas y horas. Aún lo tengo que tener por ahí, la Edición de Oro y una expansión a modo de nueva campaña, bastante flojita creo recordar. Ambas originales.

  5. […] otra parte, si hablamos de estrategia en tiempo real, lo más probable es que el nombre de ‘Tzar’ no sea de los primeros en salir a flote. Pero no pasa nada. Calculin, del blog Odio a Lisa Simpson, […]

  6. En Age Of Empires II también había una campaña del Cid (que no estaba mal, por cierto).

    • No la recuerdo señor Nouser y me he jugado unas cuantas del Age, de todas formas me gustaban más las campañas del Tzar por su forma de contarlas. También reconozco que la IA era muy superior en el Age es uno de los mayores defectos que le encontré al Tzar.

    • eso es mentira

    • Andrei para gustos colores, pero desde luego mis propias unidades a la hora de darles ordenes a veces caminaban por un camino más largo, se quedaban paradas en lugar de bordear un obstaculo o simplemente, etc

    • o cada una iba a su bola. hace mucho que no juego al age of empires, pero creo que se ordenaban automaticamente

    • En el Age II tenías varias opciones de formación (agrugadas, rodeando a las más debiles, dispersas, etc) según el objetivo de la misión. Siempre se tenía una seleccionada por defecto por lo que las unidades se ordenaban automaticamente, en Tzar se agrupan seleccionandolas y mandandolas ir todas a una de la unidades. Pero lo peor es que toman caminos largos o se quedan trabadas.

  7. tzar excalibur es el mejor de todos pera mi opinion

    • Yo soy del poder de la corona, pero excalibur también me engancho mucho

  8. […] a regular. Me compré también varios juegos de la amada FX que como dice Calculin; eran los más buenos, bonitos y baratos. Ansioso llegué a casa para jugar como un poseído y aquí llegó mi primera decepción, no iban […]

  9. […] a regular. Me compré también varios juegos de la amada FX que como dice Calculin; eran los más buenos, bonitos y baratos. Ansioso llegué a casa para jugar como un poseído y aquí llegó mi primera decepción, no iban […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: