Johan Cruyff. Un antes y un después en el fútbol.

De todos los futbolistas no contemporáneos a mi, mi preferido es el Señor Johan Cruyff. Quizás tenga algo que ver la influencia de mi padre que por aquel entonces era Madridista y contra todo pronostico, el futbolista que más admira y con el que más disfrutó viendo el deporte rey ha sido el holandés del eterno rival.

Por los motivos que sean, hoy voy hablar de él tras el salto y en el futuro quizás de alguno que otro más.

Muchos dicen que Cruyff revolucionó el fútbol, no estoy de acuerdo, más bien Cruyff dio el primer paso de la transformación que sufrió el fútbol clásico hasta transformarse en el fútbol actual o como lo llamaron en la época, fútbol total.
Era un futbolista completo, pero su característica más notable para mi es la velocidad. No es que fuese más veloz que los demás, sino que era el único capaz de driblar, regatear, centrar y tener una espléndida visión de juego con una rapidez hasta entonces nunca vista. Resumiendo, siempre iba una marcha por encima a los demás.

Ver un partido de Cruyff actualmente no nos aportará nada que no hayamos visto hacer ya a otros muchos y eso es lo que más me gusta de él, su aportación al fútbol no reside en hacer piruetas imposibles para los reportajes a doble página de Marca; lo especial de Cruyff es que es un pionero. No copió a nadie, pero a partir de él y hasta hoy muchos son los futbolistas que beben de su fútbol, fue un inventor nunca mejor dicho.

Ganó tres Balones de Oro, hasta entonces solo Di Stefano había conseguido antes repetir como ganador del trofeo. Johan fue más allá siendo el primero en lograrlo en tres ocasiones. Gesta que solo igualaron Platini y Marco Van Basten, este último discípulo y heredero del propio Cruyff en el Ajax. También es cierto que los españoles siempre hemos sido maltratados en este galardón y quizás Di Stefano y Luís Suárez merecieron más.
El primer balón de oro lo ganó en 1971. Ese mismo año su equipo, el Ajax, estrenaba su palmares en la copa de Europa. Sin embargo, fue al año siguiente en su segunda final de la copa de Europa donde Cruyff fue el verdadero protagonista llevando la batuta ofensiva de su equipo y marcando los dos goles de su equipo a un Inter compuesto por veteranos leñeros. La gesta con el equipo que lo vio nacer terminaría con una tercera Copa de Europa en 1973 y otro balón de oro.

Ficho entonces por el Barcelona, siendo 1974 el año en que se consagró como estrella. Revolucionó un equipo culé que sufría de sequía de títulos; ganando una liga que se recuerda por el famoso 0-5 que le endosaron al Real Madrid, a su lado el 0-3 de Ronaldinho fue una pachanga entre amigos. Finalmente, no consiguió cuajar en España donde no logró ninguna copa de Europa, asignatura pendiente del Barcelona que tendría que esperar hasta 1992.

Con él, Holanda llegaría a las finales del mundial de 1974 y también de 1978. Eliminando a selecciones tan mediocres como Argentina, Brasil o Italia. Sin embargo, en ambas finales tuvieron el infortunio de tener que jugar contra los organizadores del evento y terminaron con sendas derrotas de los tulipanes. Dejando esto un agujero negro en su palmares que sus detractores usan para eximirle de un más que merecido reconocimiento como mejor futbolista más allá de los colores que vistiera o de la apatía que regalaba. Ah sí, ganó su tercer Balón de Oro precisamente el año en que perdió el mundial de 1974, por algo sería.

En la etapa final de su carrera Cruyff volvió al Ajax, tras dos años sintiéndose abandonado por la directiva decidió fichar por el eterno rival antes de retirarse, el Feyenoord. Lo convirtió en campeón de liga y copa, después se retiró como solo los grandes pueden hacerlo, con orgullo.

Partidos que hay que ver de Johan Cruyff:

1- Final de la Copa de Europa 31.5.1972 Ajax – Inter de Milán.

2- Fase de clasificación para el Mundial 29.8.1973 Islandia – Holanda.

3- Campeonato de Liga 22.12.1973 Barcelona – Atlético de Madrid.

4- Campeonato de Liga 17.2.1974 Real Madrid – Barcelona.

5- Final del mundial 7.7.1974 Alemania Federal – Holanda.

Palmarés como futbolista:

9 Ligas holandesas (Ajax y Feyenoord)

6 Copas holandesas (Ajax y Feyenoord)

1 Liga española (Barcelona)

1 Copa del Rey (Barcelona)

3 Copas de Europa (Ajax)

1 Copa Intercontinental (Ajax)

1 Supercopa de Europa (Ajax)

3 Balones de Oro (Ajax y Barcelona)

1 Bota de Oro (Ajax)

1 Balón de Bronce (Barcelona)

2 Pichichis holandeses (Ajax)

1 Mejor jugador del mundial 1974.

1 Mejor jugador europeo del siglo XX por la FIFA.

Anuncios

3 comentarios

  1. Muy guapo el artículo señor. No sabía yo que el último año de Cruyff se lo pasó en el Feyenord y les hizo ganar liga y copa.

  2. Fue un año glorioso para el Feyenoord; en ese equipo jugaban el gran Ruud Gullit (mi ídolo de la infancia; tenía su camiseta “Mediolanum” del Milán y una gorra rossonera con rastas incluidas) y Ronald Koeman.

    Para su Ajax fue toda una traición; pero luego se redimió conquistando una mítica Recopa como entrenador… justo antes de ir a Barcelona.

    Su legado, ya sea en calidad de futbolista o de entrenador, es incomparable. Para los culés es nuestro Yoda particular.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: