Konami arcade classics: Vuelve a los 80.

En 2007 Konami sacó para la DS Konami Arcade Classics con 15 de sus juegos míticos, en 1999 ya había sacado también un recopilatorio para la PSone, pero con diez juegos y entre los cuales no estaban dos de los mejores: Contra y Track&Field.

En esta ocasión si se pusieron serios y nos trataron con más respeto a sus primeros clientes.

Para muchos, entre los cuales me incluyo, los nombres de Gradius, Circus Charlie, TwinBee o los dos que cite al comienzo, les traerán recuerdos juventud. Los que rozan la treintena recordarán tardes en el bar del barrio aprendiendo sus primeras palabras en ingles: INSERT COIN. Otros, como yo, recordamos a estos clásicos por su aparición en la NES y afortunadamente no por carecer de monedas para continuar jugando, también aprendimos nuestras primeras palabras en ingles: PRESS START.
A los más jóvenes estos les parecerán aburridos, pero ahora que los minijuegos se han puesto como la última moda, les recomiendo que los prueben, pues en mi opinión no dejan de tener una temática similar.

Tras jugar este cartucho hace unos días, me he animado a analizar un poco cada juego, las puntuaciones se basan en comparar los juegos entre sí. Me parece más justo hacerlo así que comparar un Track&Field frente a un Wii Sports.

Los juegos

Scramble (1981) Puntuación: 2
Controlamos una nave y mediante el uso de proyectiles AMM y AGM, lo pongo así para hacerme el interesante, deberemos derrotar a nuestros enemigos mientras el scroll  de pantalla se desplaza horizontalmente. Obtenemos bonus acertando a diversos objetos con nuestros proyectiles, pero es bastante difícil acertar y al mismo tiempo evitar los ataques. Por esta dificultad, porque el desarrollo del juego se hace repetitivo, la música no ayuda y tiene como adversario directo al grandioso Gradius le he puesto un 2.

 

 

 

Tutankham (1982) Puntuación: 1
Al igual que en los tiempos actuales, en el siglo XX también teníamos coñazos de juegos, algunos por ser novedad en una época sin demasiadas opciones triunfaron, pero con la visión de los años comprobamos que eran realmente pésimos y no por quedarse anticuados. En Tutankham, somos un arqueólogo en busca de tesoros en la tumba de dicho faraón, deberemos esquivar enemigos y superar sus laberintos. Solo podremos disparar en horizontal, lo cual limita mucho al juego.

 

 

 

 

Pooyan (1982) Puntuación: 5

Inspirado en cuento de los tres cerditos. Controlamos a una mama cerda (mal pensados) que hará frente a una manada de lobos que quieren ingerir a sus queridos retoños. Mama cerda se armará de arco y flechas, pero como todavía no había mucha violencia en los juegos, en lugar de perforar las vísceras a los lobos, deberemos pinchar los globos que usan para descender desde un barranco a nuestro hogar. En la segunda fase, el desarrollo es el mismo, solo que los lobos usan los globos para subir y desde lo alto tirarnos un canto rodado. Resumiendo, un juego que solo busca entretener y lo consigue.

 

 

 

Time Pilot (1982) Puntuación: 6
Un matamarcianos que nos pone en la piel de un piloto futurista que tiene viajar en diversas épocas del tiempo para rescatar a compatriotas suyos que quedaron atrapados. Así, visitaremos los siguientes años: 1910, 1940, 1970, 1982 (presente para el juego) y 2001 (futuro). En cada año los enemigos varían y van desde simples aviones primitivos a OVNIS.

 

 

 

 

Roc’n Rope (1983) Puntuación: 2
Segundo gran coñazo del cartucho. Tenemos que escalar haciendo en busca de un pájaro dorado, para ellos usamos una cuerda que lanzamos diagonalmente, mientras esquivamos ataques de cavernícolas y dinosaurios. Es aburrido y además de ser difícil tiene un control que no facilita las cosas.

 

 

 

 

International Track&Field (1983) Puntuación: 9
Pionero de los sumiladores de deportes olímpicos donde competiremos en seis pruebas: 100 metros lisos, salto de longitud, lanzamiento de jabalina, 110 metros obstáculos, lanzamiento de martillo y para terminar, salto de altura.
Cada prueba es más divertida que la anterior, pero menos que la siguiente lo que ofrece un buen rato de entretenimiento. Como curiosidad el record del mundo de los 100 metros en este juego esta en 9.95 segundos, muy lejos de la actual marca. Ofrece además un modo multijugador para cuatro jugadores lo que permite piques que hacen mucho más divertido el juego. Realmente se merece un 10, pero esa es una nota reservada para alguien especial.

 

 

 

Circus Charlie (1984) Puntuación: 6
En mi tierna niñez me pase horas intentando terminarme este simulador de actuaciones de circo sin conseguirlo nunca, pero por eso mismo, fue de los juegos que tuve con más duración para mi Nintendo. Entre las pruebas tenemos la de avanzar con un león esquivando aros en llamas, saltos acrobáticos o demostrar nuestras habilidades como trapecistas. El mayor defecto del juego es que su dificultad ha sido reducida lo que reduce su duración.

 

 

 

 

Super Basketball (1984) Puntuación: 4
Los simuladores de deportes de equipo en los 80, para mi nunca han destacado. Supongo que las limitaciones de hardware hacían complejo programar un juego que controlase a diez jugadores al mismo tiempo (no digamos 22). La mayor rareza del juego consiste en que siempre sacamos nosotros, si el contrario nos robla el balón automáticamente sumará dos puntos y volveremos a sacar nosotros.

 

 

 

 

Road Fighter (1984) Puntuación: 8
No conozco muchos juegos de velocidad de está década, pero me aventuro a decir que este es de los mejores. Desde una vista aérea deberemos avanzar a la máxima velocidad posible adelantando a los demás coches, esquivando obstáculos como charcos de aceite y recogiendo combustible para poder llegar a la meta. Es larguísimo y nunca llegue a terminarlo, como curiosidad si durante un buen rato hacemos una carrera sin accidentes y sin dejar de acelerar, en el borde aparecerá un superman volando. Esto de críos nos volvía locos.

 

 

 

Yie-Ar KUNG-FU (1985) Puntuación: 6
Yie-Ar es un luchador de Kung-Fu que fue enseñado por su padre. Ahora intentará ganar un torneo de artes marciales usando sus dieciséis ataques diferentes. A quien le guste el género, le resultará entretenido y a diferencia de los de la época su desarrollo es bastante rápido.

 

 

 

 

 

TwinBee (1985) Puntuación: 6
Mata marcianos donde la acción se desarrolla mientras la pantalla avanza verticalmente. Pilotamos nuestra nave  y mediante el uso de un disparo normal, que servía para matar a los enemigos que cruzaban la pantalla, y un disparo hacia abajo, que permitía disparar hacia el suelo y destruir algunos objetivos. En el modo de dos jugadores se añadía un tercer tipo de ataque que consistía en la unión temporal de las dos naves. En el juego conseguiremos bonus que estarán representadas por campanas a las que deberemos disparar para que cambien de color, cada color proporcionaba un habilidad distinta como velocidad, inmunidad, etc.

 

 

 

Kicker (1985) Puntuación: 4
Otra más que sobraba en este cartucho. En una pantalla estática, controlamos a un luchador que deberá derrotar a un número de oponentes que irá en aumento a medida que pasemos de nivel. Al principio gusta, a los cinco minutos aburre y cargas otro juego. A su favor tengo que decir que la melodía es pegadiza y llega a enganchar. Además en la red tiene a muchos fans que lo defienden como uno de los grandes. Para gustos colores, hay revistas que le ponen un 10 a Nintendogs.

 

 

 

 

 

Gradius (1985) Puntuación: 9
Pueden sacar mil juegos flash de matamarcianos que tan de moda están hoy en día, y ninguno logrará sorprenderme tanto como lo hizo en su momento Gradius, evidentemente hablo desde la perspectiva de aquel crío de siete u ocho años, pero en aquel momento era perfecto, los mejores gráficos, melodías pegadizas, diversidad de ataques y la dificultad justa. Incluso a día de hoy sigue divirtiéndome y sigue siendo mi preferido del género.

 

 

 

 

Rush’n attack (1985) Puntuación: 5
Se lleva un cinco porque no es tan malo como Kicker, Super Basketball o el desastroso Tutankham, pero realmente es de los peores del cartucho. Su mayor defecto es que tiene una dificultad elevada que provoca que mueras antes de que te enganche. Somos un soldado que armados con un cuchillo deberemos enfrentarnos a todo un ejercito, al más estilo Rambo, la acción se desarrolla horizontalmente.

 

 

 

 

Contra (1987) Puntuación: 10
Solo un juego de esta colección podía llevarse la nota perfecta y no podía ser otro que el inigualable Contra, ni siquiera el Contra Rebirth de Wii llegará a ser una mera sombra del original.
¿Qué se puede decir de Contra que no se haya dicho ya? Pues palabras sin sentido: Tiros, acción, ruido, disparos, explosiones, enemigos, etc.

Hay que añadir que en está edición Konami ha incluido unos pequeños extras entre los que hay que destacar la opción que nos permite escuchar las diferentes melodías de los quince juegos, además de melodías que fueron descartadas en su época.

 

Puntuación del cartucho: 6

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: