Civilization: Cambia la historia

Comenzaba la última década del siglo XX, montones de sectas, brujos, falsos profetas y vagabundos anunciaban que al final de la misma llegaría el fin del mundo. Haciendo caso omiso a taparse la cabeza con papel de aluminio, suicidarse colectivamente o secuestrar aviones para difundir la palabra; Sid Meier decide crear en 1991 el primer juego de lo que será la mejor saga de estrategia por turnos: CIVILIZATION. Desde luego empleó mejor su tiempo que los otros. En este artículo que pretende ser retro, clásico, sobre buenos juegos viejos o como queráis llamarlo vamos hablar de los tres primeros.

¿Que es Civilization?

Civilization es un juego que nos pone al frente de un grupo de colonos en el año 4000 A.c. Nuestros conocimientos sobre la ciencia y el mundo que nos rodea se limitan a la lapidación, orgías sexuales, comer carne y dormir; aquellos si que eran buenos tiempos, pero había algunos que por ser feos y follar poco empezaron a pensar y así comienza nuestra misión: Crear una civilización que evolucione y perdure en el tiempo, hasta conquistar el mundo o llegar a colonizar el espacio.
Esté es un muy breve resumen pues el juego es tan complejo y tiene tantas opciones que explicároslas todas llevaría más tiempo del que necesitaríais para jugar una partida y descubrirlas por vosotros mismos. Por citaros algunas, para conseguir nuestro objetivo de dominar el mundo (Colonizar el espacio es para maricas), podremos:

  1. Negociar con otras civilizaciones tratados comerciales, alianzas o compartir tecnologías.
  2. Establecer impuestos.
  3. Seleccionar entre diversos tipos de gobierno como la sobrevalorada república, el práctico fascismo, o convertirnos en pobres con el comunismo.
  4. Decidir que construir en nuestras ciudades entre montones de edificios o maravillas del mundo como las Pirámides, la Gran Muralla, el Coloso, etc.
  5. Usar unidades que evolucionan según nuestra tecnología que van desde tiraflechas hasta bombas nucleares, pasando por legiones, caballeros, mosqueteros, tanques, bombarderos, cazas y un largo etcétera.
  6. Y lo más importante de todo, DECLARAR LA GUERRA A FRANCIA.

 

Trilogía Civilization

El primer Civilization salió en 1991 para PC y varias videoconsolas como la Supernintendo. Fue un éxito de ventas que estableció las pautas de otros muchos juegos de estrategia por turnos posteriores. En España no llegamos a verlo y por tanto todas sus versiones están en un perfecto ingles que resulta muy útil para aprender vocabulario. Puntuación: 4.6

En 1996 apareció el Civilization II para ordenador y PlayStation. Yo lo compré, pero al juntarse la impaciencia de mis trece años con mi inexperiencia en el género, dio como resultado que no entendía nada y terminó en un cajón oscuro. El juego a diferencia de todos los anteriores en mi vida, no era intuitivo y exigía leerse las instrucciones. Esto, para los que crecimos jugando con Mario y Alex Kidd suponía un ultraje a nuestro código de honor, que prohibía entre otras cosas, leer las instrucciones.

Civilization II

 

Pasó un año y tras aburrirme del FIFA 99 y pasarme el Resident Evil, el aburrimiento me llevó a desempolvarlo y aceptar que los tiempos habían cambiado, los tiempos habían cambiado y tocaba leerse las instrucciones… Y valió la pena; tras un par de partidas en donde mi civilización española dejaba de existir antes de la llegada de Cristo, comencé a plantar cara y pocas semanas después España dominaba el mundo, usaba bombas atómicas tanto contra los enemigos como contra los neutrales por cobardes, eliminaba a Francia y conquistaba el espacio. Así una y otra vez, porque la principal virtud de Civilization es que ninguna partida es igual a la anterior, lo que garantiza al juego horas y horas de entretenimiento. Puntuación: 7

En el 2001 salió la tercera parte, que compré junto con sus dos expansiones. La mayor novedad aparte de la mejora gráfica totalmente innecesaria aunque bien realizada, era que el juego aumentaba el realismo al incluir en el mapa recursos como hierro, caucho, uranio, etc. que aparecen en el mapa a medida que avanzamos tecnológicamente y que sino los tenemos en nuestro territorio no nos permitirán construir ciertas unidades o edificios. Ya os podéis imaginar como se ponía la cosa cuando descubrías la energía nuclear y en el mapa aparecía uranio a cuentagotas en territorio de una civilización inferior. Lo siento Mayas, pero vuestro destino de todas formas era el mismo.

 

Madrid 1000 A.C

Madrid 1000 A.C

También incluía este juego por primera vez el fascismo como forma de gobierno a elegir para nuestra civilización, la cual nos permitía declarar la guerra sin protestas en nuestras ciudades, muy útil especialmente para mis fines. Otro aspecto a destacar de está parte es su modo multijugador que aunque ya lo tenía la segunda parte, fue ahora cuando se popularizó. Puntuación: 8

El mayor defecto de toda la saga es su sonido que parece sacado de algun manual de torturas, pero por suerte es prescindible y podremos quitarlo (todos lo hacemos en algun momento) para poner el reproductor de música.

Anuncios

Una respuesta

  1. […] Sid Meier en un alarde de genialidad y gusto por la historia se sacó de la manga un juego llamado Civilization, basado en un tablero muy similar a los juegos de mesa con casillas cuadradas, y cuyos gráficos se […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: